Reforma de baño en Sant Cugat

En esta reforma de baño todo ha sido radicalmente redistribuido. En vez de una bañera colocada de canto, se ha colocado un plato de ducha que va de pared a pared, permitiéndonos tomar la ducha con mayor comodidad.

Un murete levantado, entre otras cosas, para sostener el sanitario, permite la separación entre la zona húmeda y el resto del baño. Una puerta de cristal, que se abre tanto hacia afuera como hacia adentro, y una mampara compuesta por un fijo, aseguran la estanqueidad del plato de ducha.

Este cuarto de baño es bastante estrecho. Para conseguir la ampliación visual de este espacio, nos hemos decidido por una baldosa rectificada, de formato grande, con dos tonos, ambos derivados del mismo color.

En consonancia con el estilo minimalista, y además de proporcionar una fuente de iluminación, la línea led vertical queda presente, pero de una forma discreta.

Siguiendo las mismas líneas, hemos incorporado un mueble de baño, con tirador integrado y un lavabo grande, de una sola pieza.

Para finalizar, un espejo de gran tamaño ayuda a crear una mayor sensación de amplitud, en un cuarto de baño muy estrecho.