¿Harto YA de los Azulejos? 7 ideas sencillas para ocultarlos en tu cocina o baño

Los azulejos es uno de esos elementos de la decoración más inmutables de nuestro hogar porque, además de ser costosos, su instalación requiere mover los muebles, genera polvo y escombros y, además, para que el trabajo sea perdurable y de calidad, lo mejor es llamar a un experto.

Por esta razón, elegirlos es un tema delicado. Se debe escoger un color y un diseño neutro que resulten muy combinables para que no precises cambiarlos cuando desees cambiar la decoración.

Sin embargo, podría ocurrir que un buen día decidas que ya no quieres seguir viendo esos azulejos, pero no te animas a hacer obras complicadas o quizás vives de alquiler y no puedes hacer grandes cambios, pero aun así deseas dar tu toque personal a tu piso.

Cualquiera que sea tu caso, tiene solución. Por eso, hoy te traemos las 7 mejores ideas para  ocultar esos “indeseables y aburridos” azulejos

Vinilos adhesivos

Esta opción no ocultará los azulejos, pero les dará “nueva vida”. Los vinilos adhesivos son una especie de “pegatinas” con las que podrás cambiar el aspecto de tus viejos azulejos y darles una apariencia más moderna y original.

Las opciones disponibles son muy variadas y podrás crear tus propias composiciones para un resultado con tu toque personal.

Pintura

Si lo que más te disgusta o te aburre de tus azulejos es su apariencia, especialmente si has decidido dar un cambio radical a la paleta cromática de tu decoración, puedes considerar “ocultarlos” pintándolos de un color diferente con pintura acrílica especial para pintar azulejos.

Además, podrás complementar el look de tus azulejos con stickers o vinilos adhesivos.

Paneles Imantados

Como su nombre indica, son paneles que puedes colocar sobre los azulejos para cubrirlos sin generar polvo o escombros propios de las obras de remodelación.

Sólo precisas instalar imanes o cintas imantadas (las hay en los comercios especializados). Otra opción para fijar los paneles a las paredes son las cintas adhesivas de doble cara y ¡listo!

No es la opción más económica, pero te dará un acabado genial sin polvo y sin mucho trabajo.

Papel pintado

El papel pintado es de los revestimientos más versátiles  que te permiten transformar tus espacios de manera práctica y sencilla.

Son especialmente útiles para la cocina en zonas no muy expuestas a la grasa y la humedad. Los encuentras en diferentes acabados, plastificados o vinílicos.

Para colocarlos sobre los azulejos y para evitar problemas de adherencia es necesario utilizar pastas específicas para rellenar las juntas y evitar que se noten, así como utilizar un pegamento especial para fijar el papel pintado a los azulejos.

Alfombra

Si los azulejos que deseas ocultar están en el suelo (baldosas), una cálida y fantástica manera de cubrirlos es colocar una alfombra.

El alfombrado es una opción económica que además resultará suave y tibia para tus pies. Puedes instalarla directamente sobre los azulejos utilizando cinta de doble cara especial para adherir alfombras.

Con yeso y cemento

Es una de las opciones más radicales, pero también la que mejor los oculta sin necesidad de retirarlos ni hacer grandes obras.

Se trata de colocar una capa de cemento y yeso que cubra la superficie de los azulejos y las juntas. Una vez que se haya secado, lucirá como cualquier pared normal.

En el mercado hay productos disponibles que suelen utilizarse para estos fines y que vienen listos para mezclar con agua.

Si vas a hacerlo tú mismo, ten en cuenta lo siguiente:

  • Asegurarte de que todos los azulejos se encuentran bien fijados a la pared, golpeando sobre cada uno con un martillo de goma. Si suena hueco, deberás despegar el azulejo y volverlo a pegar muy bien.
  • Los azulejos deben estar muy limpios, sin restos de grasa, polvo o humedad para asegurar la correcta adherencia de la mezcla que se aplicará sobre ellos.
  • Es probable que haya que poner hasta dos o más capas de mezcla, sobre todo si los azulejos no están bien alineados, para cubrir imperfecciones.
  • Una vez que se seque, debes lijar la superficie y limpiar los restos antes de pintar o dar el acabado deseado a tu nueva pared.

Con ladrillos

Si deseas dar un acabado vintage o industrial a tus espacios con azulejos, una opción (aunque esta requiere un poco más de obra), es colocar “tablillas” que simulan ladrillos.

Estas tablillas al natural lucen muy “ecológicas”. Pintadas de blanco o gris dan un acabado cálido y acogedor que no pasa de moda, es muy versátil y va con todo.

Al igual que en el caso anterior, antes de ponerlas debes preparar muy bien los azulejos para que luego no se despeguen, pero siempre que lo hagas bien, esta será una de las opciones más encantadoras.

Recomendación final

Las opciones son variadas y algunas de ellas te ofrecen diferentes posibilidades desde la perspectiva del diseño.

Estudia muy bien tu baño, cocina o la habitación en la que deseas ocultar los azulejos y el estilo que deseas. Esto te facilitará la elección del material indicado para reemplazarlos.

¿Necesitas algo más que simplemente ocultar azulejos? Si estás en Barcelona o provincia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Nuestros expertos interioristas te ayudarán a reformar o redecorar tu hogar.

Reformas integrales de cocinas y baños Lautoka Urbana
Carrer de Santa Eugènia, 12, 08012 Barcelona
932 37 79 55

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *